Como norma general un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de manera adecuada, respetando la curvatura natural de la columna vertebral boca arriba y alineada cuando se duerma de lado.

A la hora de escoger un colchón es imprescindible tener recopilada cierta información antes de acudir a los centros de ventas para acotar las posibilidades de compra:

·       Número de personas que van a dormir en el colchón. Se aconseja que para los casos en los que sea una sola la persona que va a dormir el ancho del colchón ha de ser al menos de 90 cm, y cuando se trata de colchones para dos personas de un mínimo de 150 cm. Además, ha de ser al menos 10 cm más alto que el durmiente de mayor tamaño.
·       Peso de los usuarios. Otro de los datos que sería necesario tener sería el peso del usuario o usuarios (en caso de ser dos), ya que en función de dicho parámetro pueden variar el tipo de colchón más adecuado para el descanso.
·       Enfermedades o dolencias de los usuarios. Por último, es fundamental recordar si se sufre de padecimientos de espalda, de alergias, de trastornos del sueño, si se pasa excesivo calor o excesivo frío por las noches y cualquier otro dato que se pueda considerar relevante a la hora de realizar la elección del colchón.
·       Materiales de colchones

Entre los materiales de fabricación de colchones vamos a destacar cuatro por sus características y su funcionalidad: muelles, látex, bultex y viscoelástico.

·       Los colchones de muelles proporcionan una gran firmeza y una adaptabilidad variable. Ofrecen un soporte suficiente y una buena ventilación.
·       Los de látex favorecen un descanso suave adaptándose bien a los contornos del cuerpo y distribuyendo la presión de manera uniforme. Están aconsejados para personas que se mueven mucho durante la noche y para aquellas personas que padecen alergias respiratorias. Están totalmente desaconsejados para los alérgicos al látex.
·       El bultex es un material celular en forma de celdillas que posee firmeza variable. Tienen un fácil manejo y son buenos aislantes del calor.
·       Los colchones con material viscoelástico aportan una gran adaptabilidad y una firmeza adecuada para el correcto descanso. Son los más recomendados para aquellos que padecen dolores de espalda.